#resonancias: novabori

“Al igual que mi compañero, nací entre la maquinaria”, Eleazar y Wilfried tienen una amplia historia dentro de la industria textil. Hace cuatro años cuando ambos decidieron tomar este proyecto no visualizaron que el camino que iban a recorrer tenía tantas posibilidades.

Novabori surge durante una crisis personal y laboral. Hace algunos años Eleazar y su papá trabajaban juntos; hacían cobijas, las cuales ya no tenían tanta demanda dentro del mercado. Cuándo el papá de Eleazar fallece es que Novabori comienza. La carga emocional que representó este acontecimiento en la vida de Eleazar, lo llevó a decirse “tengo que cambiar, tengo que romper con todo”.

_DSC7553.jpg

Más tarde se reunieron él y Wilfried (quien, inicialmente, era amigo de su padre) y quien  se convertiría en su nuevo compañero de trabajo. Entre los dos decidieron producir telas (aprovechando la experiencia que tenían en fibras regeneradas) con materiales reciclados, que fueran dirigidas a la gran (y poco sustentable) industria de la moda. Así pues comenzaron a adquirir la materia prima articulando el trabajo de diferentes talleres dedicados a la producción de hilos de materiales reciclados, desarrollando su modelo integrador.

Con este proyecto en 2016 fueron seleccionados como uno de los 10 finalistas en la iniciativa global “Tejiendo el Cambio”, de Fundación C&A y Ashoka: innovaciones para una industria textil, convocatoria que busca proyectos innovadores capaces  de responder a problemáticas en el ámbito textil.

Poco a poco Novabori ha habilitado una red en la que reciclan residuos textiles y  co-desarrollan telas para la industria de la moda. Siguiendo un esquema integrador de procesos textiles a nivel industrial, aprovechando que Tlaxcala cuenta con muchas técnicas textiles y de reciclado de estos materiales.

Por el momento Novabori comercializa tela de pet reciclado y de algodón reciclado. Su producto estrella, lo puedes encontrar en nuestra tienda como toalla o transformado en una capa.

Capa colaboración  novabori+recrearCapa colaboración novabori+recrear

Novabori quiere proveer a la industria de la moda con productos que impacten a gran escala en las diferentes problemáticas en torno a la industria de la moda. Reconociendo que estar en este tipo de proyectos implica que todo el tiempo haya dificultades pero mantienen el deseo de seguir aprendiendo y creciendo.

A Eleazar le emociona como se ha ido construyendo un movimiento de cambio para la prosperidad en las comunidades Con esto en mente siguen consolidando su proyecto. En #recrear nos emociona colaborar con proyectos innovadores, con productos de bajo impacto ambiental.

 

#resonancias: cokö & co

Cokö & co. una empresa mexicana de ropa hecha de tela de bambú y algodón orgánico. El proyecto fue fundado por Sofía Maya Celis motivada en tener un proyecto a través del cual pudiera tener un impacto social sin dañar el medio ambiente. Sofía tiene 27 años, es originaria de Irapuato, Guanajuato y en la actualidad  reside en Querétaro, Qro.

Cokö & co comercializa prendas para bebés maquiladas en el Ce.Re.So femenil de Querétaro realizadas con telas de bajo impacto ambiental.  Las telas son importadas desde China, estas son cultivadas orgánicamente, el 80% del agua que se ocupa para el riego es pluvial y no dañan al tierra ni a las personas que la trabajan, ya que no utilizan fertilizantes químicos. Los diseños son realizados por Sofía y toman forma con Rosa y Luli, quienes son las encargadas de corte y confección.

No le fue sencillo empezar, ya que primero se encontró con diversas dificultades para poder importar las telas, debido a las restricciones arancelarias que existen. Además de los retos que representa trabajar en un penal, por las complicaciones burocráticas. Sin embargo, ha dedicado esfuerzos para poder trabajar en conjunto con el Ce.re.So. bajo el esquema de comercio justo, siempre respetando la labor y el ingreso justo de cada una de las colaboradoras.

Poco a poco ha comenzado a vender las prendas por medio de redes sociales, además de participar en diferentes bazares. Lo más importante para ella es promover un balance entre la ropa que utilizamos y el bienestar de la Tierra. Visibilizando tambièn  que este tipo de prendas no sean exclusivas de un solo sector, por ello busca que las prendas sean ecológicas y de precios accesibles.

Durante este proceso ha realizado vínculos con más proyectos como Xinardi (aplicaciones y accesorios con materiales 100% reciclados), Esarte (collares y pulseras artesanales), y Reijan (productos de higiene personal y cosméticos orgánicos).

Xinardi y Esarte son dos proyectos que también colaboran con las reclusas en Querétaro. Ellas diseñan algunas de las prendas y colaboran  juntas cuando participan en bazares y otros lugares de venta. Con Reijan están trabajando en la realización de un paquete desmaquillante que incluye: desmaquillante natural y una toalla de bambú ecológica.

Sofía recomendaría a quienes tienen la convicción de iniciar con un proyecto o empresa  que sepan que se puede generar dinero sin comprometer los valores éticos y morales. Es decir, se pueden crear empresas con principios de comercio justo y que el principal enfoque sea la sustentabilidad ecológica: “no hay que sacrificar unas cosas por otras”.

#resonancias: Well Made Clothes

Por Casandra:

La industria textil es considerada como la segunda industria más contaminante a nivel global, después del petróleo. Las formas de producción y el desperdicio que se da por el consumo rápido y excesivo, impactan drásticamente al medio ambiente. Además, es una industria responsable de innumerables casos de violación de derechos humanos. Ante esta situación, aparece Well Made Clothes [WMD Ropa Bien Hecha], una plataforma en línea encaminada al consumo ético, sustentable y transparente.

swim

Campaña de trajes de baño, colección 2017

 

A cargo de Courtney Sanders & Kelly Elikn, WMC es una propuesta que fomenta modos de producción y de consumo más conscientes y sostenibles.

Well Made Clothes es una plataforma en línea que comercializa y promueve diversas marcas y diseñadores que trabajan de forma más ecológica y sostenible. Tambien cuentan con una sección de artículos y fotografías editoriales con la ropa que venden en su sitio web. No sólo es un lugar de compraventa, sino un espacio de consciencia que permita abordar las posibilidades existentes en una industria tan grande como es el textil.

WMC

Collage por Kitty Callaghan con la colección de ropa interior de Well Made Clothes

 

wmc1

Editorial de verano 2016 de Well Made Clothes

 

Sanders y Elikn están convencidas de que el consumo inconsciente de moda, genera desperdicio excesivo. Por tanto, buscan promover no solo el acceso a marcas éticas sino que también apelan a un sentido de calidad y de diseño. La creación de diseños que “pasan de moda” rápidamente o productos de mala calidad, forman parte de las toneladas de ropa desperdiciada por las inmediatez de su fabricación y uso. En cambio, los diseños seleccionados en WMC son productos de calidad y de diseños que pueden usarse por mucho tiempo, “ropa bien hecha”.

wmc3

Kowtow marca de venta en Well Made Clothes

 

Well Made Clothes trabaja a partir de  8 valores específicos: hecho a mano, vegano, transparente, local, mínimo desperdicio, igualdad de género, justo y sustentable. Cada uno, corresponde a determinadas secciones de la página web, facilitando un primer acercamiento al consumo consciente.

Uno de los principales obstáculos que han enfrentado en su trayectoria, es la ligereza con que se ha usado el término “moda ética”. Se confunde con el uso de materiales, como fibras naturales, dejando de lado problemáticas en los procesos de producción ó el impacto de estos en el medio ambiente.

wmc4

Nobody Denim, marca de venta en Well Made Clothes

 

Saber cómo está hecho lo que consumimos y entender el valor del trabajo que hay detrás de ello, es de suma importancia para entender la responsabilidad que tenemos  en la forma que consumimos y participamos. Además, Courtney y Kelly buscan visibilizar a productores locales para que tengan mayor alcance en el mundo y comercializar sus artículos con un estricto sentido de la moda con buen diseño y durabilidad.

Esta plataforma busca cargar nuevamente de significado cada letra utilizada en su nombre,  Well Made Clothes, prendas bien hechas.

Referencias:

Russo, Naomi, ‘Well made clothes’ are detangling the confusion around eco-friendly fashion. En i-D, Noviembre 2016

#resonancias: Ecoalf

Por Joaquín

Cuando hablamos de moda española, lo primero que viene a la cabeza son todas las marcas que están dentro del grupo Inditex. Inditex está conformado por tiendas como Zara y Pull and Bear (entre otras).  Pero en España también están surgiendo alternativas a la moda rápida que nos dan esperanza y nos invitan a pensar nuevas formas de hacer las cosas.

Ecoalf fue creada por Javier Goyeneche en el 2012. El empresario español tomó consciencia de que la moda no puede seguir generándose a través de la explotación excesiva de los recursos naturales. En el ritmo actual de producción se utilizan cinco veces más recursos naturales de los que el planeta es capaz de regenerar. Por ello, Goyeneche se fue por el camino del reciclaje, y a través de distintas alianzas e inversiones,  ha llegado a todo el mundo la moda Ecoalf.


En Ecoalf fabrican más de 100 tejidos hechos a partir de materiales reciclados:

img_0768

Entre sus productos puedes encontrar abrigos y chamarras, suéteres, accesorios y tenis, para dama y caballero .

Actualmente están trabajando en un proyecto enorme para limpiar los océanos.


La meta es que para el próximo 2017, todos los puertos de la costa estén trabajando en conjunto, si se llega a la meta, se recaudarán más 300,000 kilos de basura que se convertirán en un gran alivio para nuestro planeta.

#resonancias: Dziffa

Ghana se ubica en la parte occidental de África, cuenta con una superficie de 238, 540 Km2, una densidad de población de 112 habitantes por km2 que lo deja en la 48 posición de la tabla de población.

En 2014 obtuvo el 64, 04% en volumen del PIB que lo llevó a ser la economía número 91. En ese mismo año se hizo el IDH (Expansión, 2014)  realizado por las Naciones Unidas donde se mide el progreso del país; Ghana fue colocado en el lugar 140 de 187 países. Los números siguen hablando: Doing Business coloca a Ghana en el lugar 114 de 189 países que pueden ser factibles para futuros negocios (Expansión, 2014)

La mayor parte de la población activamente económica en Ghana, en 1992, era de 8,7 millones personas de origen rural, del cual, 7 millones eran mujeres. Las oportunidades de trabajo se concentran en la agricultura, comercios minoristas, industria y servicios. El empleo en Ghana se da sobretodo  en los sectores informales de la economía que se caracterizan por bajos ingresos, falta de protección laboral, largas jornadas de trabajo (Ocran, 1998).

 

dziffa3

Imagen tomada de Dziffa.com

 

Dziffa Akua Ametam es una joven emprendedora ghanesa, que a la edad de 12 años salió de su país. En su desarrollo en Nueva York, siempre mantuvo la inquietud de estar en contacto con sus raíces y ayudar a su gente. Intentó comprar productos de Ghana y del continente,  pero no por extrañar  su tierra o por la calidad de productos que no se ven en NYC, si no por la fiel convicción de ayudar a las empresas locales, a su gente. Pero se dio cuenta que era difícil para los pequeños comercios poder vender su producto al cruzar los océanos; incluso, es difícil venderlo en el propio continente africano (Ametam, 2015). Ghana presenta números negativos en el comercio ya que  solo exporta la materia prima y regresan  los productos ya manufacturados con la misma materia prima que mandan (petróleo, oro, cacao) (GE, 2016).

 

dziffa1

Imagen tomada de Dziffa.com

 

Con  la consciencia de estas dificultades, Dziffa Akua regresó después de 10 años a Ghana donde descubrió gran cantidad de fabricantes que tienen la capacidad  de trabajar con materias primas y transformarlas. También reconoció que esto puede generar empleos y disminuir las tasas de desempleo y el empleo informal que tanto afectan al país (Aye, 2016).

Tras la experiencia de regresar a Ghana, Akua fundó Dziffa, una comercializadora en línea,  que nos da la cara de un país y su gente trabajadora. Este proyecto nos amplia la perspectiva sobre el continente africano, más allá de las problemáticas como la hambruna y el SIDA. Dziffa nos da la oportunidad de leer  y conocer un poco, en su blog,  nos comparten sobre el trabajo de los artesanos y la gente que trabaja para manufacturar todos los productos que van desde accesorios, blusas, vestidos, calzado, faldas, playeras, carteras, hasta productos de belleza como shampoo, jabón, utensilios decorativos para el hogar, juguetes.  

 

dziffa2

Imagen tomada de Dziffa.com

 

Más que un sitio web; sirve de ventana para los ojos mundiales y sirve de puerta para todos aquellos que quieran entrar y adquirir los productos africanos. Con esta plataforma se pretende abolir la dependencia económica  y reconocer a una Ghana productora, un continente africano talentoso y capaz.

Traducción del texto de Dziffa  “los estampados ‘africanos’ no son de África”

REFERENCIAS
Ametam, D. A. (2015). Dziffa.com. Recuperado el 06 de 09 de 2016, de https://www.dziffa.com/pages/about-us
Aye. (2016). african youth excellence. Recuperado el 06 de 09 de 2016, de http://www.africanyouthexcellence.org/pursuers_2015_akua.php
Gobierno de España (04 de 2016). Exteriores.gob. Recuperado el 06 de 09 de 2016, de http://www.exteriores.gob.es/Documents/FichasPais/Ghana_FICHA%20PAIS.pdf
Expansión. (s.f.). datosmacro. Recuperado el 06 de 09 de 2016, de http://www.datosmacro.com/paises/ghana
Ocran, S. (1998). Social Watch. Recuperado el 06 de 09 de 2016, de http://www.socialwatch.org/es/book/export/html/10077