#lugares: Vizarrón

Vizarrón de Montes pertenece al municipio de Cadereyta de Montes (el segundo más grande del estado de Querétaro y el espacio geográfico que se considera la entrada a la Sierra Gorda Queretana). En un clima semiárido resulta difícil la agricultura a gran escala o de gran consumo, por lo que sus 2,235 habitantes (INEGI, 2009) se dedican a otras actividades: la agricultura existente es únicamente para autoconsumo.

El nombre del municipio Cadereyta de Montes (al que pertenece Vizarrón) se debe a un personaje que representa, en buena medida, la mentalidad y las formas de los colonizadores que llegaron a estas tierras. Ahí vivían poblaciones chichimecas que resistieron de manera contundente la llegada de los españoles. Ante esto, los colonizadores mandaron “pacificar” el área (lo que quiere decir dominar a toda costa, sin importar las implicaciones violentas). Así, el 29 de junio de 1640 se fundó una población de españoles nombrada Villa de Cadereyta.

Desde 1683 se intentó dominar a quienes residían en esta zona; sin embargo, se encontraron con una resistencia férrea. En 1703 hubo una importante rebelión indígena y en 1748 fue destruida una misión con la que los españoles pretendían imponerse. Debido a lo anterior, en octubre de ese mismo año, el Coronel José de Escandón (que después sería el primer Conde de la Sierra Gorda) fundó un presidio militar en Vizarrón, poblándolo con colonos españoles e indígenas de la Villa de Cadereyta. Las tierras fueron desalojadas y se convirtieron en el presidio de San José Vizarrón, por el Virrey de España, Don Juan Antonio Vizarrón. Fue custodiado por treinta soldados españoles y sus familias. Junto con frailes franciscanos, en 1748, se funda este lugar como misión. En 1847 fue declarado pueblo y en 1847 se le agregó el apellido de Montes.

El mármol de esta zona ha sido un atractivo para distintas personas y empresas de fuera. Los españoles explotaron el primer banco llamado El Puerto del Mármol. En 1919 llegó Rafael Huacuja, de la Ciudad de México, acompañado por Silvio Fante, de origen italiano. Llegaron con la intención de explotar el mármol de La Cañada del Ladrón. El desarrollo de la industria lapidaria italiana permitió que Silvio Fante contara con técnicas para la explotación y tallado del mármol.

La explotación de La Cañada del ladrón se prolongó hasta 1935. Este dueto también inició la explotación de El Quemadito. La explotación para extracción y uso de este material en acabados y construcción continúo después a cargo de Gabino Esquivel, aunque con menor intensidad. La elaboración de artesanías con mármol comienza en Vizarrón a partir de la llegada del padre Servín en 1943.

Con el tiempo otros cuantos bancos de mármol se han abierto y han sido explotados por parte de diferentes personajes: extraen principalmente mármol negro, pero también han abierto bancos de mármol rosa, amarillo y blanco. Las técnicas de extracción fueron variando desde las formas más artesanales, hasta utilizar maquinaria para el trabajo.

En un periodo de tres años llegaron nuevos propietarios a sacar el mineral de los yacimientos. Compraban los derechos del banco y dejaban a un encargado para ocuparse de los trabajadores.

La misma situación existió en otras entidades del municipio, donde también ha habido una explotación minera importante.

Actualmente, la actividad marmolera tiene más de treinta talleres, produciendo unas 3 mil toneladas diarias de mármol y sus derivados: distribuyen a diferentes puntos del país y del extranjero. Los talleres se enfrentan a una problemática severa: el polvo, residuo del mármol, es tirado a las orillas de la carretera, contaminando el suelo de esta entidad. Por otro lado, están los pequeños talleres de mármol familiares, que ofrecen una actividad económica local mas horizontal y en ocasiones utilizan pedacería de piedra para aprovechar los residuos y evitar la contaminación de su suelo.

Cuando llegó el padre Servín a Vizarrón, entre las cartas que intercambiaba, le dijeron que la población de Vizarrón iba a comer de las piedras … y de alguna manera así ha sido. Gran parte de su economía está centrada en el mármol: un comercio donde la mayoría de las ganancias van para empresas y la contaminación se queda en las tierras de Vizarrón. Comer de las piedras: una imagen muy clara de los costos de la explotación de mármol para la salud y bienestar de la tierra y de las personas que habitan en ella.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.