#ArmarioCápsula : Capa frontal Koke

Para el #ArmarioCápsula de este mes, me quedé pensando en el concepto para poder hacer las combinaciones: en ese momento sentí una enorme nostalgia al recordar que hace algunos años estaba preparándome por estas fechas para cursar el último semestre de la carrera; es por eso que las propuestas de este video están llenas de memorias.

Lo primero que recuerdo de mi época universitaria, es mi chongo despeinado. Por alguna razón disfrutaba peinarme “despeinadamente”, e iba con mi chongo a todos lados: a ensayo de danza, al gimnasio, a clases, a donde fuera. Otra cosa que recuerdo es que usaba tenis para ir a todos lados, porque siempre estaba moviéndome a algún ensayo: la universidad fue la época en la que más ejercicio hice.

Eso sí, a pesar de mi chongo mal hecho y mis tenis, así fuera la clase de las 7:00 de la mañana, siempre llegaba maquillada. Lo sé, ¿quién en su sano juicio se arregla para una clase tan temprano? Pero, hasta la fecha, es algo que me encanta hacer porque me gusta y no porque tenga miedo a salir sin maquillaje (cuántas veces no me han visto en mis historias sin una gota de color). Otra cosa indispensable en esta época, era salir de casa con alguna prenda para cubrirme del frío, pues siempre he sido sumamente friolenta: es que aquí es donde entra la prenda de ReCrear para este #ArmarioCápsula.

Las propuestas de este mes de regreso a clases, las hice pensando en aquellos recuerdos, con prendas versátiles que combinan a la perfección con la capa frontal Koke tejida de hilo acrylán en Contla, Tlaxcala y confeccionada por Guadalupe Fuentes en San Andrés, Cholula, Puebla.

La primera combinación es un clásico de clásicos: pantalones o leggings negros, con camisa blanca y unos tenis blancos súper cómodos. Todo acompañado de la capa Koke: es un toque perfecto. La prenda cumple una doble función: cubrir el torso y el cuello como una bufanda, para esas clases de las 7:00 am.

La segunda propuesta es centrada en la comodidad de unos pantalones de mezclilla. Para ser sinceros, ¿qué estudiante no ha usado estas prendas?

Si en verdad existe quien no tenga nada de mezclilla, la tercera opción es  utilizar unos pantalones de pierna ancha hechos con alguna tela que sea cómoda. La cuarta propuesta es una que me hubiera encantado aplicar hace algunos años: un vestido negro midi con tenis blancos y una prenda artesanal que me cubriera del frío.

Aunque ya tiene más de media década desde que me gradué, estas combinaciones realmente son básicas, rápidas y excelentes para los días de verano que ya dejan ver algo de frío y lluvia. Eso sí, nunca se pierde el recuerdo de aquella etapa: muchos la consideramos una de las mejores de nuestra vida. Aunque ya terminó esa etapa en mi vida estas propuestas son para toda la vida. Se acoplan al clima loco y son muy versátiles para los horarios extensos en los que sube y baja la temperatura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.