#gramo : Julio sin Plástico

Tania Arroyo-Zambrano

 

#JulioSinPlástico es un movimiento que surge hace ocho años como una iniciativa de Plastic Free Foundation en Australia; durante el primer año en el que se implementó fueron apenas 40 familias en este país las que se unieron al reto. Jamás imaginaron que 9 años después iban a ser más de 120 millones de personas en 177 países. 

El objetivo de #JulioSinPlástico es visibilizar la problemática de los plásticos de un solo uso y evitar su uso durante un mes. Para que te des una idea de la magnitud del problema que ocasionan este tipo de plásticos te voy a contar acerca de las islas de basura. Cada año (por medio de los ríos) entran al mar entre 1.15 y 2.41 millones de toneladas. Ya que estos materiales son poco densos se quedan flotando, el plástico es transportado por medio de corrientes marítimas y se concentran en una de las 5 “islas” de plástico que existen en el planeta. La mas grande de las islas, está en el Océano Pacífico (entre Hawai y California), mide más o menos 3 veces del tamaño de Francia (1.6 millones de kilómetros cuadrados) y tiene un peso estimado de 80 mil toneladas.

Imagen: The Ocean Clean Up

El plástico no se degrada, solo se hace cada vez más y más pequeño, hasta que se vuelve microscópico. Los plásticos en este estado se mezclan muy fácilmente con el agua de mar (también con otras cosas como nuestros alimentos y bebidas).  Es por medio de estos microplásticos que terminamos ingiriendo a la semana el plástico equivalente a una tarjeta de crédito

Durante #JulioSinPlástico el chiste rechazar plásticos desechables y/o reemplazar artículos plásticos o con envase de plástico. Puedes empezar con un solo artículo que creas que es difícil para ti o que quieres sacar de tu vida o ir más allá y rechazarlos ¡todos! Como los pokemones, pero en lugar de atraparlos les dirás adiós.  Por ejemplo, yo he dejado de usar rastrillos desechables y toallas femeninas desechables. Los rastrillos desechables los sustituí por una maquinita depiladora (también existen rastrillos de acero inoxidable ) y las taollas femeninas desechables las cambié por la copa menstrual (¡que amo!).

Un mes entero sin plástico, ¿te suena a un reto?

El primer paso es ser muy consciente de las cosas que compras para identificar lo que viene en plástico.  Por ejemplo, cuando vas al super puedes comprar manzanas dentro de una bolsa plástica o sueltas, aquí la elección que debemos hacer es comprar las que vienen sueltas.  Si vas al mercado es más fácil porque casi todo lo puedes encontrar a granel, no olvides llevar tus bolsas reutilizables (de tela) y tuppers. La frustración viene cuando ves que prácticamente todo lo que usamos viene en plástico o es de plástico desechable: shampoo, crema, pasta de dientes, desmaquillantes, rastrillos, esponja para lavar platos, y muchas cosas más.  Pero no te desanimes, existen opciones súper buenas, viables, chidas y amigables con el ambiente. Si quieres empezar, puedes seguirme en Instagram (@gramomexico) para ver durante el mes los 31 artículos de plástico o con plástico que puedes sustituir de forma fácil. Te voy a decir incluso con qué marcas puedes conseguirlos, todo el combo.  

¿Jalas o te rajas?

Tania es Maestra en Ciencias por la Universidad de Glasgow y es especialista en captación de agua de lluvia.  Actualmente ha encontrado una pasión en el tema del consumo responsable como motor de cambio hacia la sustentabilidad.  Trabaja con marcas locales para darles difusión, organiza bazares con temática ambiental, y tiene un blog donde comparte su experiencia de 4 años en el estilo de vida cero basura 

#greenstories: Una prenda que sorprenda

Del 22 al 28 de marzo de 2019 se llevó a cabo el Fashion Revolution Week, el cual es un movimiento que surgió en 2013 como consecuencia de la tragedia en una fábrica textil en Bangladesh 🇧🇩 donde el edificio Rana Plaza colapsó y dejó como saldo 1,133 personas muertas y 2,500 heridas.

(Foto: Shutterstock)

A raíz del incidente surgió este movimiento que invita a los consumidores a preguntarse “¿quién hizo mi ropa?” ¿Alguna vez te lo has cuestionado? En lo personal, jamás me había puesto a pensar en eso hasta que vi el documental “The True Cost”, el cual cambió mi percepción sobre la moda al ver las condiciones inhumanas en las que se encontraban lxs trabajadorxs haciendo la ropa que yo traía puesta ese día.

Aunque al inicio me sentí culpable, luego me di cuenta que podía hacer las cosas diferentes y que era momento de cambiar mis hábitos de consumo relacionados con la moda. Entendí que podía comenzar con tareas sencillas como comprar prendas de forma más consciente, humana y responsable.

A partir de entonces, empecé a pensar en qué podía hacer yo para cambiar mis hábitos diarios y contribuir de manera ambiental y social. Inicié mi propio armario cápsula y también se me ocurrió la idea de jugar con las prendas y retarme a encontrar la mayor cantidad de combinaciones posibles. Fue así que se me ocurrió crear el reto una prenda que me sorprenda.

Este reto surgió como un experimento en donde quería poner a prueba todo lo que siempre había creído y resultó que fue una experiencia bastante divertida y, por lo tanto, liberadora. 

¿En qué consistió el reto?

En usar durante una semana una prenda que me permitiera hacer distintas combinaciones y que sorprendiera con cada atuendo. En está ocasión use un huipil de recrear que me permitía contestar las 3 preguntas esenciales que debemos responder cada que compramos una prenda nueva: ¿Realmente lo necesito? ¿Puedo combinarlo con otras prendas que ya tengo? ¿Qué tan seguido lo voy a usar?

Elegí una prenda que representará dignamente los valores del fashion revolution week: Huipil Corto Getsemaní de recrearmx . Cuando vi el huipil en #recrearmx me enamoré, no solo sabía quién lo había hecho, sino que su diseño era hermoso y estaba elaborado con algodón reciclado. ¡Era la prenda perfecta para el reto!

Me gusta hacer unas fichas técnicas de las prendas que utilizo en estos retos para tener claro toda la historia y trabajo detrás del producto y que esto me sirva como motivación.

Ficha técnica del Huipil Corto Getsemaní

¿Quién lo hizo? Verónica Cruz Tonix y Efraín Cuahutle Romero fundadores de #artesaniasgetsemani

¿Dónde? En Tlaxcala

¿Cómo? Usando la técnica de telar de poder y usando como material algodón reciclado ♻️

Los resultados del reto

En una semana usé el huipil 7 veces, lo que superó el promedio de uso de una prenda de moda rápida. ¿sabías que una prenda de moda rápida solo se usa en promedio 5 veces?

Me sentí feliz y orgullosa de portar una prenda que reflejara mis valores. ¡Así que la quiero usar muchas más veces!

Cambié varios paradigmas ya que a través de mis acciones pude comprobar que menos es más. Con una prenda logré muchas combinaciones y con todas me sentí feliz, cómoda, diferente.

Mi más grande aprendizaje fue que TU VALOR COMO PERSONA NO TE LO DA LO QUE VISTES, ERES LA SUMA DE LOS  VALORES QUE PROYECTAS Y QUE GUÍAN TUS ACCIONES.

Greenstories: Tips para cambiar tus hábitos de consumo y convertirte en un consumidor consciente y responsable con el medio ambiente y la sociedad.

#cómolouso: lámpara de barro Alfredo

Texto: José Angel Araujo
Fotos: Luis Felipe Rojas
de Tabula Rasa

El arte de iluminar

La iluminación es un arte fundamental en la concepción de un espacio. Al igual que el concreto, el vidrio, la madera o el acero, la luz es un material arquitectónico. La iluminación crea espacios únicos y permite diseñar cualquier área con un ambiente particular. Iluminar de la manera correcta no es algo complicado, solo requiere un poco de atención sobre el espacio y el uso que éste va a tener. El arquitecto de interiores Luis Felipe Rojas nos brinda las recomendaciones necesarias para tener un interior perfectamente iluminado, además de revelar por qué es tan importante y no le puedes restar importancia.

La intención es lo que cuenta

Durante años viví en una casa donde cada habitación tenía solo un foco, muy pegado al techo y al centro. Su tarea era solo iluminar y a veces, ni siquiera lo lograba. Sin embargo, la iluminación puede tener ciertos propósitos como generar un ambiente, propiciar el descanso o ayudar a hacer ciertos trabajos. Para cumplir con su cometido, se deben cuidar ciertas características del objeto luminoso (lámpara) y de su ubicación en el espacio. Por ejemplo, la iluminacion ambiental debe tener detrás una idea sobre las sensaciones que quieres despertar, como pasa en el teatro, en la que también una iluminación atrae tu atención en un punto determinado y genera ciertas reacciones a nivel emocional.

Frío-frío, caliente-caliente

Si ya tienes una intención, debes escoger las herramientas para cumplirla. Las primeras cualidades a considerar son la intensidad y la temperatura. Es lo más sencillo de percibir, porque responde a funciones fisiológicas. Las cualidades dependen no del objeto luminoso (lámpara) sino de la fuente de la iluminación (foco). Hay dos puntos que deben cuidarse, la sensación y la funcionalidad. La luz fría o la luz blanca te despierta, la luz cálida te relaja. Somos animales diurnos y siempre buscaremos la luz como una manera de sentirnos más seguros y cómodos. El blanco ambienta, el blanco cálido es mejor para descansar, es reconfortante porque nos recuerda a la luz que emana de la chimenea o una fogata, y la luz fría apaga los colores, sirve más para trabajar pero no para crear ambiente. Al comprar un foco lo recomendable es observar cuál de estas tres opciones es y definir dónde lo usarás. Para el hogar no es recomendable la luz fría, queremos una luz que nos apapache.

La forma de la luz

Ahora hablaremos del contenedor de la luz, que le da forma a la luz misma. De la silueta de la lámpara depende la luz que obtendrás, pues lo que ésta hace es bloquear parte de la iluminación, concentrarla y dirigirla, creando un área iluminada. Observa que una pantalla más grande va a generar un área de luz mayor y una más chica la enfoca, dejando el resto del espacio en penumbra. Puedes jugar con las proporciones del objeto y con sus materiales; no temas en jugar con ambas cualidades. Toma en cuenta que cada material va a generar efectos de sombra diferentes. Por ejemplo, una lámpara de un material sólido como el barro, va a generar un haz de luz más intenso, porque genera una línea muy precisa entre el área de luz y penumbra y una lámpara de fibras naturales te da más transparencia y difumina esta diferencia.

En el lugar indicado

La posición de tu lámpara no tiene que ser centrada como estamos acostumbrados. Puedes tener varias lámparas con la tarea de iluminar áreas específicas y en conjunto generar una armonía. Puedes hacer un experimento con una linterna: acercala y aléjala de una base y observa como varía el área que ilumina, pero también el efecto que se genera alrededor. Si la acercas a un muro verás que se agrega una nueva dimensión en el efecto y reflejo de la luz y si ese muro tiene color, mira como todo se transforma con el rebote de tonos. Estos son los fenómenos que te ayudarán a decidir la posición de las lámparás en tu cuarto.  

Lámpara de barro elaborada en San Ildefonso Amealco en el taller de Alfredo Morales

José Ángel escribe de salud y bienestar para medios impresos y digitales. Maratonista y guía de corredores con debilidad visual. Apasionado de la comida mexicana, por sus técnicas e ingredientes que lo atraparon desde pequeño, cuando aprendió a hacer salsa de molcajete y tortillas. Es padre de cuatro perros y tres gatos (por ahora) y fundador de Tabula Rasa , un proyecto que reúne alrededor de la mesa a todo aquel que quiera partir el pan y olvidarse de los prejuicios, con la disponibilidad (y valor) de compartir la mesa y su experiencia con extraños. Encuéntralo en el Centro de Tlalpan, al sur de la CDMX