#cómolouso: textil Koke

Texto: José Angel Araujo
Fotos: Luis Felipe Rojas
de Tabula Rasa

Los textiles están presentes en diversos escenarios y nos acompañan todo el día, todos los días. No solo es una de las industrias más antiguas e importantes del mundo, también es una de las más grandes. Tiene oportunidad de crecer y evolucionar porque el material y las técnicas se diversifican, pero también las prendas se muestran como piezas con una naturaleza mutable.

Este mes una de las piezas de Artesanías Koke en San Felipe Cuauhtenco, Tlaxcala, revela algunos de los usos extra que puede tener en casa. De ser un mantel, la mesa se viste de gala y se convierte en la protagonista, pero este textil tiene la capacidad de mostrar su talento en otros roles donde también es la estrella.

Contenedor

En la cocina como en el closet es difícil mantener todo ordenado. Las cosas ahí se mueven todo el tiempo y tener todo acomodado no es algo sencillo. En la cocina, las servilletas terminan desdobladas y desacomodadas constantemente y junto con los frascos de la despensa, visualmente no es nada agradable. La solución fue poner todas en orden y hacer un paquete con todo los trapos. Puedes hacerlo del tamaño que necesites, para organizarlo de la manera que necesites y adaptarlo al espacio que tienes destinado para ello.


I

Itacate

A lo largo de toda la historia del hombre, transportar cosas ha sido una necesidad resuelta con distintos métodos en las que participan lo industrial y lo artesanal, pero hay una técnica ancestral que aún es muy válida y útil. En Japón se le conoce como furoshiki, un pedazo de tela que empezó a tener mayor relevancia en la vida cotidiana de los japoneses, para transportar comida principalmente. No solo lo puedes usar para llevar tus víveres, también te será muy útil para transportar todo a un picnic (y usarlo ahí de mantel) o en las mudanzas para evitar el uso de bolsas de plástico.

Funda

Tender la cama no es una de las actividades favoritas de la humanidad, pero hacerlo cambia la apariencia de la habitación por completo, no importa si todo lo demás está fuera de su lugar si la cama está tendida. No es complicado y te tomará muy poco tiempo. El toque especial lo puedes poner con este textil, pero no como colcha (que también funciona) sino para cubrir las almohadas. Los diversos colores le dan mayor versatilidad porque puede combinar con cualquier sábana, colcha o funda nórdica.

Cortina

Es ligero y perfecto para colgarlo como cortina. Puedes dejarlo para cubrir toda la ventana o combinarlo con otras de color sólido. Éstas cortinas filtran la luz, además de verse como un elemento decorativo, permite el paso, de forma velada, del resplandor solar para extender un ratito más las horas de sueño por la mañana. Si lo usas como cortina, es buena opción hacerle presillas, ponerle argollas o utilizarlo con seguritos para poder regresarlo a la mesa o cubrir tu cama cuando quieras.


José Ángel escribe de salud y bienestar para medios impresos y digitales. Maratonista y guía de corredores con debilidad visual. Apasionado de la comida mexicana, por sus técnicas e ingredientes que lo atraparon desde pequeño, cuando aprendió a hacer salsa de molcajete y tortillas. Es padre de cuatro perros y tres gatos (por ahora) y fundador de Tabula Rasa , un proyecto que reúne alrededor de la mesa a todo aquel que quiera partir el pan y olvidarse de los prejuicios, con la disponibilidad (y valor) de compartir la mesa y su experiencia con extraños. Encuéntralo en el Centro de Tlalpan, al sur de la CDMX