#miomio : cómo prolongar la vida de la ropa de l@s niñ@s (y de paso la tuya)

Somos una marca mexicana de ropa para niñ@s que fomenta el cariño y el cuidado hacia las prendas, para extender su periodo de vida activa. En MIO sabemos que #BienCuidadoDura, por eso te presentamos algunos tips básicos para que la ropa de tus peques, y de paso la tuya, dure todo el tiempo que la necesiten.

¡No lo laves!

Así como lo lees, cualquier proceso de lavado desgasta los tejidos, y muchas veces las razones por las que metemos una prenda a la lavadora son dos: desmanchar o quitar olores. Para las manchas pasar un trapo húmedo o pluma quitamanchas (mientras más reciente la mancha, mejor); y para remover olores puedes rociar un poco de vodka sobre la prenda, asolearla o meterla a una bolsa en el congelador.

Ajustable es mejor.

¡Los niños crecen de la noche a la mañana y la ropa no! Por eso te recomendamos buscar prendas ajustables que les den espacio para crecer. Entra a nuestro sitio web y encuentra las mejores.

La buena moda no pasa de moda.

Por eso mejor invierte en piezas que durarán todo el tiempo que las necesites, en lugar de tendencias pasajeras que sabes que terminarás desechando en poco tiempo.

Agua fría y sol.

La mejor combinación al lavar tu ropa, para que dure más y para cuidar al planeta, es lavar con agua fría (30° máximo) y colgarla al aire libre. Recuerda cuidar que no dé el sol directo a prendas de color oscuro o estampadas, puedes secarlas volteadas o a la sombra.

Time out.

Deja descansar la ropa y los zapatos al menos un día antes de volver a usarlos. De ser posible desmancha, quita olores u orea en cuanto te los quites para que la siguiente vez estén frescos, sin necesidad de lavar.

¡Comparte!

Cuando hayas agotado todas las opciones de una prenda y ya no les quede, ni quieran ponérsela, siempre puedes dársela a alguien que pueda seguir dándole uso, como amigos con hijos más chicos, compañeritos del salón, etc. Así como donar a algunas instituciones que las distribuyan con quien las necesite.


Esperamos estos tips te sean útiles y si tienes dudas o comentarios sobre algo en específico no dudes en escribirnos a: hola@mio-mio.co

Mio Mio es una marca mexicana que quiere fomentar la relación de cariño entre l@s niñ@s y su ropa, que la usen por más tiempo y la hagan suya.

#cómolouso : textil San Rober

Texto: José Angel Araujo
Fotos: Luis Felipe Rojas
de Tabula Rasa

Un entramado versatil

La sociedad ha impuesto normas y reglas para todo, y las aprendemos desde pequeños. Lo que puedes y no hacer, te lo dictan aún antes de que puedas decir pío. Tus balbuceos deben convertirse pronto en sonidos coherentes para que mamá y papá brinquen de la emoción.

Pero en algún momento, ese indefenso y obediente niñx entra al mundo de los adultos, ese que permite romper las reglas  cada vez con mayor naturalidad de la que te hicieron creer. Entonces puedes darle la vuelta a la “normalidad”. Ahora puedes reinterpretar la finalidad de los objetos, al menos para tu entorno.

Así que manos a la obra, es tiempo de rebelarse y desbaratar algunas costumbres, o en este caso, a destender la cama. Los textiles de San Rober tienen una bonita ventaja, porque pueden estar presentes en diversos escenarios y cumplir muchas más funciones de las que crees.

Luis Felipe Rojas, especialista en arquitectura de interiores, apoya la libertad de las prendas para convertirse en objetos multipropósitos para ayudarlos a brillar en cualquier uso que quieras darle.

Los invitados no -siempre- pasan a la recámara,

entonces dales la oportunidad de ver tu textil sobre la mesa, Luis Felipe asegura que los textiles “se convierten en una veladura de las asperezas del mundo, desde el clima hasta la temperatura de la mesa cambia: te obliga a tener una relación distinta, más amable, hogareño y cálida.”

“El lenguaje de los textiles es bastante poético, porque desde su invención se convirtieron en una segunda piel.”

El colchón se cubre en San Rober

con una ligereza que encanta. Una de las razones por las que recomiendo esta opción, es la comodidad: no pesa y cumple perfectamente la función. Para mi basta una sábana y mi San Rober. “Un textil es flexible. Es un entramado, la unión de muchas cosas que se vuelven una cubierta. La flexibilidad que tiene le permite adaptarse a cuerpos distintos.” Ahora si vas a querer tender la cama.

“La cuestión con los objetos es que son materia inanimada. Los usuarios somos los que definimos los usos que debe cubrir un objeto, muchas veces ni siquiera quienes lo diseñaron o lo crearon”.

Algodón para un día de flojera

Otra opción de los textiles San Rober es, por lo térmico de el tejido y el material, utilizarlos como manta para un día de descanso; ya sea que te acompañen en alguna lectura sobre tus hombros o que te cubra mientras ves una serie o una película.

Una de sus principales funciones en casa: de capa

Es uno de mis favoritos, porque en casa el frío llega sin medida. Envuélvete como taco, o cubre tu espalda mientras estás en el escritorio y ten por seguro que estarás comodx y calientitx. Por ejemplo, en lo que estas letras forman un texto, me percato de un uso extra, porque de los varios gatos que me rodean, hay uno que no desaprovecha cualquier manta.

Comparte con nosotrxs cómo usas tu textil San Rober usando el hashtag #cómolouso en redes sociales.


José Ángel escribe de salud y bienestar para medios impresos y digitales. Maratonista y guía de corredores con debilidad visual. Apasionado de la comida mexicana, por sus técnicas e ingredientes que lo atraparon desde pequeño, cuando aprendió a hacer salsa de molcajete y tortillas. Es padre de cuatro perros y tres gatos (por ahora) y fundador de Tabula Rasa , un proyecto que reúne alrededor de la mesa a todo aquel que quiera partir el pan y olvidarse de los prejuicios, con la disponibilidad (y valor) de compartir la mesa y su experiencia con extraños. Encuéntralo en el Centro de Tlalpan, al sur de la CDMX.