#traducciones: Las colecciones “neutrales al género” no son tan neutrales

Éste artículo  fue escrito en inglés por  J. Arico y publicado por The Fashion Law  el 11 de Mayo del 2017. La traducción fue realizada por Alonso y puedes leer la versión original aquí.

La identidad y la expresión de género están en aparente expansión, representan un oasis decadente de libertad personal en el contexto político actual tan adverso; sería lógico que la moda -defensora histórica de el arte usable y la autoarticulación- se sumara a la causa. H&M, Diesel, Zara, Mother Denim y otras marcas trendy, como lo afirmó el Wall Street Journal hace poco, se han insertado en el campo para disputarse los dólares de lxs consumidorxs.

Sin embargo, múltiples intentos recientes de compañías de moda, sobre todo H&M, con su última línea de ropa neutral al género, Denim United, no han llenado las expectativas. Parecen ignorar por completo el punto nodal de un concepto tan vasto como la expresión de género y como resultado, caen presos de ideas viejas y poco actualizadas.

La colección del gigante sueco de la moda rápida muestra cortes, líneas y estilos de mezclilla que pueden ser inmediatamente entendidos como “masculinos”, triste y extrañamente concuerda con lo que teóricxs del género pueden calificar como una articulación masculina del estilo en términos culturales, incluso si el estilo masculino es ya una estética de moda. En otras palabras, la mayoría de las veces que la ropa es calificada como “neutral al género”, sigue siendo predominantemente diseñada bajo un abrumador entendimiento de lo masculino, en tanto que es socialmente aceptable que una mujer use ropa de hombre pero no viceversa.

H&M no está vendiendo faldas de mezclilla para hombre las etiqueta como neutrales al género. De manera similar, no intenta propugnar por una expresión de nuestras definiciones actuales de expresión de género a través de cortes innovadores o ideas reformuladas sobre las elecciones de guardarropa. Esto era algo por lo que la ahora en quiebra, American Apparel era reconocida, a pesar de su reputación desafiante.

H&M sólo está vendiendo ropa grande de hombre esperando capitalizar movimientos sociales ya existentes y la conciencia política de lxs consumidorxs mediante una jugada que insulta a las personas trans y no conformes con su género, es decir, a quienes busca llegar.

image
imagen: H&M

Las fallas van más allá de las evidentes elecciones del color en múltiples “colecciones neutrales al género”. Por ejemplo H&M usa predominantemente beige, gris y un esquema de color en mezclilla para resaltar sus aparentes ideas nuevas sobre la neutralidad al género, otorgando a muchas de las prendas la forma costales poco halagadores sobre las modelos. Los ejecutivos de H&M han sido citados afirmando que buscan que las prendas sean lo suficientemente grandes para quedarle a ambos tipos de cuerpo, pero no puedo evitar pensar en las implicaciones feministas para una persona en un cuerpo femenino, que está físicamente perdidx en las masas del fast fashion en un atuendo que no fue hecho para su cuerpo. Se trata de un proyecto hecho para cubrir los cuerpos, no para celebrarlos. La diversidad de género es sobre encarnar el género en toda su complejidad. Denim United lo intentó.

Cuando Zara creó su línea Ungendered en 2016, el gigante español tomó un enfoque similar, usando la mezclilla como forma de acercarse a quien consume, así como colores neutros para sudaderas y playeras. Las modelos en playeras enormes, jeans y sudaderas mientras que los hombres las llenan, creando una dinámica desigual de poder en la publicidad debido a que parece que las modelos simplemente han pedido prestada la ropa de los modelos masculinos. ¿Dónde está su propia ropa? ¿Por qué las mujeres nunca tienen sus propias cosas, sólo prestadas, incluso en el diseño?  

La diversidad de género en la moda no necesita ser una eliminación de marcadores de género o una desviación automática de la seducción de la masculinidad. Debería ser un llamado a la vitalidad, la emoción y a la moda a ver la belleza de todos los géneros y las expresiones de género en las manos de todxs lxs consumidorxs. Entonces, cuando la segunda minorista de ropa más grande del mundo nos dice que el futuro es mudo y masculino, debemos verlo como un llamado a reclamar lo femenino en este diálogo. También necesitamos responsabilizar a las marcas de moda de su papel en la curación contemporánea de género.

Los cambios en la moda -en cuanto a género o en otro sentido- es a lo mucho, subversivo, dinámico e influyente cuando no está en la forma de una campaña lucrativa. Son los momentos auténticos -uñas rojas en una persona masculina, estructura en una persona femenina por ejemplo- los que tienen más impacto. Estos momentos son poderosos debido a que apoyan una conversación más amplia.

Al intentar vender ropa “neutral al género” de acuerdo con el modelo estrecho de H&M o Zara, la moda falla al promover la diversidad de género en un modo que invite a la conversación productiva sobre el género y sus vastas expresiones. Mientras que es aceptado que la alta costura -e incluso el prêt-à-porter- son inalcanzables para la mayoría de lxs consumidoxs, la moda comercial se ha vuelto la norma para todxs.

Con lo anterior en mente, quienes dirigen estas marcas tienen la responsabilidad de fijarse objetivos más altos y con más conciencia social, lo que no sólo es rentable, sino que demuestra que existe un compromiso con el diseño en un mundo en el que el género está en constante cambio y construcción.

J. Arico está en proceso de doctorarse, escribe y enseña Estudios de Género en la Universidad de Buffalo en Buffalo, Nueva York. Su trabajo examina los procesos de lectura y otras formas de consumo cultural como medios para lidiar con el trauma del género.

#resonancias: novabori

“Al igual que mi compañero, nací entre la maquinaria”, Eleazar y Wilfried tienen una amplia historia dentro de la industria textil. Hace cuatro años cuando ambos decidieron tomar este proyecto no visualizaron que el camino que iban a recorrer tenía tantas posibilidades.

Novabori surge durante una crisis personal y laboral. Hace algunos años Eleazar y su papá trabajaban juntos; hacían cobijas, las cuales ya no tenían tanta demanda dentro del mercado. Cuándo el papá de Eleazar fallece es que Novabori comienza. La carga emocional que representó este acontecimiento en la vida de Eleazar, lo llevó a decirse “tengo que cambiar, tengo que romper con todo”.

_DSC7553.jpg

Más tarde se reunieron él y Wilfried (quien, inicialmente, era amigo de su padre) y quien  se convertiría en su nuevo compañero de trabajo. Entre los dos decidieron producir telas (aprovechando la experiencia que tenían en fibras regeneradas) con materiales reciclados, que fueran dirigidas a la gran (y poco sustentable) industria de la moda. Así pues comenzaron a adquirir la materia prima articulando el trabajo de diferentes talleres dedicados a la producción de hilos de materiales reciclados, desarrollando su modelo integrador.

Con este proyecto en 2016 fueron seleccionados como uno de los 10 finalistas en la iniciativa global “Tejiendo el Cambio”, de Fundación C&A y Ashoka: innovaciones para una industria textil, convocatoria que busca proyectos innovadores capaces  de responder a problemáticas en el ámbito textil.

Poco a poco Novabori ha habilitado una red en la que reciclan residuos textiles y  co-desarrollan telas para la industria de la moda. Siguiendo un esquema integrador de procesos textiles a nivel industrial, aprovechando que Tlaxcala cuenta con muchas técnicas textiles y de reciclado de estos materiales.

Por el momento Novabori comercializa tela de pet reciclado y de algodón reciclado. Su producto estrella, lo puedes encontrar en nuestra tienda como toalla o transformado en una capa.

Capa colaboración  novabori+recrearCapa colaboración novabori+recrear

Novabori quiere proveer a la industria de la moda con productos que impacten a gran escala en las diferentes problemáticas en torno a la industria de la moda. Reconociendo que estar en este tipo de proyectos implica que todo el tiempo haya dificultades pero mantienen el deseo de seguir aprendiendo y creciendo.

A Eleazar le emociona como se ha ido construyendo un movimiento de cambio para la prosperidad en las comunidades Con esto en mente siguen consolidando su proyecto. En #recrear nos emociona colaborar con proyectos innovadores, con productos de bajo impacto ambiental.