#traducciones: Los empresarios no tienen un gen especial para el riesgo – vienen de familias con dinero

El artículo “Entrepreneurs don’t have a special gene for risk—they come from families with money” fue escrito por Aimee Groth en Quartz el 17 de julio del 2015. Fue traducido por Quetzalli del equipo de #recrear. Puedes leer la versión original aquí. 

Estamos en una era de culto a lxs empresarixs. Analizamos a lxs Tory Burches y Evan Spiegels del mundo buscando por una fórmula mágica o conjunto de características personales que llevan al éxito. El emprendimiento está en la alza, y más estudiantes que salen de las escuelas de negocios deciden iniciar una vida de emprendimiento en Wall Street.

toryb

Tory Burch, exitosa emprendedora de la industria de la moda. Foto por Brigitte Lacombe (vía Forbes)

Pero lo que suele perderse en la conversación, es que la característica más común entre lxs emprendedorxs es el acceso al capital financiero -dinero de familia, o herencias, o pedigree y conexiones que permiten el acceso a estabilidad financiera. Mientras parece que lxs emprendedorxs tienden a tener una admirable afición por el riesgo, es usualmente ese acceso al dinero el que les permite tomar el riesgo.

Y esta es una ventaja clave: Cuando las necesidades básicas son cumplidas, es más fácil ser creativx; cuando sabes que tienes una red de seguridad, estas más dispuestx a tomar riesgos. “Muchxs otrxs investigadores han replicado el hallazgo de que el emprendimiento es más acerca del dinero que del riesgo,» el profesor Andrew Oswald de la Universidad de Warwick afirma a Quartz. “Los genes son probablemente importantes, como en muchas cosas en la vida, pero no mucho”.

Los economistas Ross Levine y Rona Rubens de la Universidad de California en Berkeley, analizaron las características en común de emprendedores en un estudio del 2013, y descubrieron que la mayoría eran hombres, blancos y altamente educados. “Si unx no tiene dinero, las probabilidades de convertirse en empresarix disminuyen bastante” dice Levine.

Nuevas investigaciones de la Oficina Nacional de Investigación Económica observaron la toma de riesgo del mercado de valores y encontraron que factores ambientales (no genéticos) influenciaban más al comportamiento, señalando el hecho de que la tolerancia al riesgo es condicionada por el tiempo (disipando el mito de un elusivo “gen emprenderor“).

La resiliencia es sin duda una característica necesaria para el éxito; muchxs empresarixs notables experimentaron el éxito sólo después de haber fallado en varios proyectos. Pero la barrera para entrar es muy alta.

Para las profesiones creativas, empezar una nueva aventura es el último privilegio. Muchxs fundadorxs  iniciales no obtienen un salario por algún tiempo. El promedio del costo de lanzamiento de un proyecto es cerca de $30,000 dólares, de acuerdo a la Fundación Kauffman. Información del Global Entrepreneurship Monitor (Monitoreo Global de Emprendimiento) muestran que más del 80% de los financiamientos de los nuevos negocios provienen de ahorros personales, de amigos o de familia.

“Seguir tu sueño es peligroso”, una mujer de 31 años que se mueve en círculos  de emprendimiento en Nueva York, y que pidió no ser nombrada, dijo a Quartz: “Toda esta masa de población esta siendo seducida a pensar que pueden sólo salir y seguir sus sueños en cualquier momento, pero esto no es cierto.»

Así que sí, hay ciertamente una gran cantidad de trabajo arduo en la construcción de una empresa, pero también hay mucho privilegio involucrado – un factor que es comúnmente subestimado.