Resonancias: TRAMA textil.

Por: Joaquín

“Los soldados le dispararon a mi padre. Mi mamá agarró a mi hermano y hermana mayores, pero sólo podía cargar a dos. Salió corriendo con ellos y me dejó a mí. Mi abuela me salvó la vida al esconderme bajo su huipil y correr al bosque para esconderse” dijo B’alam (Levinger, 2012).

La guerra civil guatemalteca duró de 1960 a 1996; 36 años en los cuales  hubo más de 200 mil muertos y desaparecidos, en su mayoría hombres (La Jornada, 2016). Del total de víctimas el 80% eran de origen maya (BBC, 2015). En medio de éste largo y doloroso período surge Trama Textiles.

El proyecto de producción textil inicia en 1988; debido a que muchas familias perdieron a sus abuelos, padres, y hermanos, las mujeres (quienes originalmente se dedicaban al trabajo no remunerado en casa) tuvieran que complementar el trabajo doméstico con labores remunerados económicamente para el sustento familiar.

TRAMA textil es una cooperativa de mujeres que dominan diferentes técnicas tradicionales mayas. Esta cooperativa colabora con 17 grupos de tejedorxs en 5 regiones del país, provee de empleo a alrededor de 400 mujeres a quienes se les paga directamente por su trabajo por adelantado.  Los tejidos se compran al precio que cada grupo determina, luego, el producto se vende en distintos puntos de Guatemala, Europa y Estados Unidos.

TRAMA Textil:
– Lleva operando 28 años.
– Opera en 5 regiones del altiplano occidental de Guatemala.
– Colabora con 17 grupos de tejedorxs.
– Cooperativa 100% propiedad de lxs trabajadorxs.
– Provee trabajo a 400 mujeres.
– Paga el trabajo al recibirlo, no paga ya que se vende.

Producción Textil
Trama cuida la calidad y durabilidad de sus productos con diversos métodos: usa hilo de algodón que se somete a  un sistema de prelavado  para que el tejido no se encoja cuando se lave,y tejecon doble hilo enrollado para que sus prendas sean más durables. La atención en calidad, durabilidad y proceso, hacen que sus piezas se salgan de la lógica de la moda rápida.

La Escuela de Tejido12985420_1040580746032850_6477266113298951335_n
Parte importante del ingreso de Trama Textiles se basa en “La escuela de tejido”, un espacio donde se tiene la oportunidad de aprender uno a uno con las mujeres tejedoras diferentes técnicas de tejido. Se aprende la correcta selección de los materiales, a preparar el hilo para tejer y a utilizar el telar tradicional. Durante el proceso se conocen a detalle los diferentes tejidos y la herencia textil de la cultura maya. Al término del aprendizaje te llevas tu reciente creación. Los ingresos generados en ésta área del proyecto sirven para el pago de costos administrativos y promocionales. Conoce más de La Escuela de Tejido aquí.

Voluntariado12552537_984587604965498_5236264294325201021_n
Trama textiles brinda la oportunidad de ser voluntarios, se ofrece esta oportunidad a todos
aquellos que tengan habilidades específicas de acuerdo a la planeación y objetivos del proyecto. Conoce más de su programa
aquí.

Trama textiles muestra que es posible generar formas alternativas de producción textil en el contexto actual. La cooperativa responde a las necesidades de una sociedad que ha sido violentada y marginada política y económicamente. Al mismo tiempo, se contrapone a las grandes compañías textiles que producen bajo esquemas de esclavitud y explotación masiva de los recursos. Trama nos invita a replantear nuestras prácticas de consumo y producción.

Referencias
AFP. (2016). Procesarán a militares por crímenes en guerra civil de Guatemala. 16/08/2016, de La Jornada Sitio web: http://www.jornada.unam.mx/ultimas/2016/01/18/procesaran-a-militares-por-crimenes-en-guerra-civil-de-guatemala-2740.html
BBC. (2015). Guatemala: entierran los restos de 81 mayas asesinados durante la guerra civil. 16/08/2016, de BBC Mundo Sitio web: http://www.bbc.com/mundo/ultimas_noticias/2015/03/150329_ultnot_guatemala_entierran_81_victimas_masacre_lv
Laurie Levinger. (2012). ÀCUAL GUERRA?: Testimonios de Sobrevivientes Mayas. ddd: Wipf and Stock Publishers disponible en: https://books.google.com.mx/books?id=YlhNAwAAQBAJ&pg=PA81&dq=guerra+civil+guatemalteca&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwivqu29zMbOAhVM5GMKHXv0C3YQ6AEINzAF#v=onepage&q=guerra%20civil%20guatemalteca&f=fals

Colaboradorxs: Nelly

Por: Diana y Alonso

nelly2.jpg

Nelly es de Guerrero y sus primeros conocimientos sobre costura los adquirió viendo a su mamá trabajar en una máquina de pedal.nelly4.jpg Hasta los 17 vivió en la comunidad de Cruz Grande en el municipio de Florencio Villarreal. Cuando llegó a la Ciudad de México,

comenzó a trabajar en una fábrica de colchas donde aprendió coser en máquina para poder confeccionar otras cosas. Después, comenzó a trabajar en una fábrica de ropa en la que duró 10 años.

Cuando Nelly decidió formar una familia, dejó de trasladarse a la fábrica y comenzó a trabajar en su casa con una máquina que le dio su jefe. La flexibilidad de horarios le permitió hacer sus propias confecciones y hacernelly1.jpg el trabajo de la fábrica. Posteriormente, Nelly y su familia se mudaron a Querétaro y lo único que se llevó con ella fueron sus máquinas, que representan la posibilidad de materializar los diseños que imagina.

Hace cuatro años Nelly conoció a Lucy, su actual compañera en el taller con la que trabaja en el oficio que domina y la hace muy feliz.

“hecho en”: 10 datos de la moda que te sorprenderán

Por Ali
El artículo “hecho en: 10 datos de la moda que te sorprenderán” fue escrito por  originalmente en inglés y publicado por Brooklyn Fashion + Design Accelerator el 25 de marzo del 2016. Fue traducido por el equipo de #recrear, puedes leer la versión original aquí.


¿Sabes de dónde viene tu ropa?

Hace 18 años, tuvimos nuestro primer encuentro contemporáneo real  con el origen de nuestra ropa cuando Charles Kernaghan, director ejecutivo del Instituto Mundial del Trabajo y Derechos Humanos (anteriormente el Comité Nacional del Trabajo), hizo llorar a  Kathie Lee Gifford en televisión nacional, revelando que su línea de ropa que se vendía en  Wal-Mart fue producida por niños hondureños que trabajan turnos de 20 horas.

Fue un momento incómodo, ya que iluminó cómo las condiciones laborales en países en desarrollo (como el caso de Gifford) la industria textil, está fuera de lugar. Kernaghan comentó en un artículo de 2013 titulado “Fábricas de Explotación Aún Hacen su Ropa” para la revista Salon, que la mayoría de las instalaciones de producción textil en ‘países en desarrollo’ ni siquiera se avergüenzan cuando se habla de las pésimas condiciones laborales en sus instalaciones.

“Tenemos un sistema internacional que no va a funcionar hasta que no haya derechos laborales reconocidos internacionalmente que se conviertan en leyes. ¿Qué vamos a hacer con Bangladesh, por ejemplo, cuando el gobierno es disfuncional? ¿cómo se puede tener un comercio ético con un país que no tiene reglas? ” menciona Kernaghan a Salon.

Echamos un vistazo a 10 países y encontramos algunos hechos sorprendentes que podrían hacerte repensar acerca de dónde viene tu ropa.

Hecho en el Reino Unido

UKEcotextile News informó que “La Iniciativa de Comercio Ético (ETI por sus siglas en inglés) ha calificado como ‘verdaderamente impactante’ las conclusiones del reciente informe sobre violaciones de cumplimiento laborales en la actividad textil industrial del Reino Unido. Se descubrió evidencia de pagos debajo del salario mínimo nacional, ausencia de contratos de trabajo, violaciones en prácticas de salud/seguridad y el vago cumplimiento de las normas de regulación y de mano de obra “.

The Guardian también informó que  de un total de 11.700 empleados contabilizados en 2010 del sector, del 75 al 90% recibieron un pago de 3 libras por hora. Esto es menos de la mitad del salario mínimo legal de £6.50 y muy por debajo del salario mínimo vital del Reino Unido de £7,85 por hora.

La etiqueta de ‘Hecho en el Reino Unido’ sólo podría estar representado por una fábrica llena de trabajadores extranjerxs.

Hecho en E.U.A.

USAunque el ‘Buy American Act’, que ha estado presente desde la Gran Depresión, favorece a los suministros  fabricados en Estados Unidos comprados por varias agencias del gobierno, muchas empresas juegan con lo que eso significa.

El Wall Street Journal informa que en virtud de esta ley, “los bienes califican si un poco más de la mitad del costo representa componentes o materiales fabricados en Estados Unidos. Eso es casi seguro que no pasará con la Comisión Federal de Comercio, la cual requiere que los productos sean ‘todo o casi todo’ hecho en el país con el fin de llevar la codiciada etiqueta “Hecho en E.U.A”.

Si bien parece que hay una tendencia de llamar a algo “Hecho en E.U.A” ciertas empresas están encontrando vacíos legales en la redacción en sus etiquetas tales como “Hecho en los E.U.A con materiales importados.”

Tenga cuidado consumidor.

Hecho en Italia

ITMientras que la BBC informa que existe un larga relación histórica que conecta Prato con temas textiles desde el siglo 12, cuando la fabricación de prendas fue reglamentada por el gremio de los comerciantes de lana, también informan que: “Personas de origen chino que están recién llegados han abierto el mercado en China continental de un manera que los italianos nunca han podido. Ellos están exportando millones de prendas de bajo costo que llevan la etiqueta ‘Hecho en Italia’ en una exportación aparentemente no regulada. También han incrementado la demanda en Europa a través de la reducción de costos “.

La zona industrial de Prato en la actualidad concentra más del 30% de las importaciones textiles de Italia desde China, “Actualmente hay aproximadamente 4.000 fábricas de ropa dirigidas por personas originarias de China en Prato,” escribe la BBC.

Cuidado con la etiqueta “Hecho en Italia” con un nombre italiano falso junto a la marca y haga su tarea si realmente se preocupa por tener una prenda con la etiqueta “Hecho en Italia”.

Hecho en China

VTMientras que la mayoría de la gente asocia la etiqueta Hecho en China con un producto súper barato, China en realidad es una de las varias economías cuya ventaja en precio de fabricación sobre los EE.UU. se está erosionando.

CNBC informa que el índice manufacturero de costos competitivos de Boston Consulting mostró que es (sólo) un 4 por ciento más caro de fabricar en Estados Unidos frente a China. “La lectura de China solía ser menor en los años 80’s, lo que significa el costo de la fabricación de bienes en los EE.UU. en comparación con China se ha reducido desde ese entonces”, informa CNBC.

Esto, en parte, se debe al aumento casi cinco veces de los salarios, el aumento del costo de la electricidad industrial aproximadamente al 66%  y una larga mirada al impacto ambiental que China ha creado.Vea este primer borrador  de la Ley Nacional de Prevención y Control de la Contaminación Atmosférica.

Hecho en Bangladesh

BGCuando mucha gente escucha hablar de Bangladesh, las imágenes de la  fábrica de ropa que hace 2 años se colapsó en Rana Plaza que mató a más de 1.300 personas podrían venir a la mente. Aunque hay cierta conciencia acerca de Bangladesh cuando se trata de salarios más altos, seguridad contra incendios y de  derechos de los trabajadores, la batalla está aún en marcha.

Considere esto: de acuerdo a “Ecouterre “, un informe de 2011 por O’Rourke Group Partners, firma de consultoría con sede en Nueva York, mostró que una blusa genérica que se vende a  $ 14 dólares en Canadá y manufacturado en Bangladesh es vendida a un minorista a sólo $ 5,67. Para lograr estos números bajos, los trabajadores reciben 12 centavos por camisa o un 2 por ciento del costo al mayoreo. Es esta desigualdad flagrante la razón del auge de la industria textil en Bangladesh, país que ocupa el segundo lugar detrás de China en términos de exportaciones “.

Para ver una infografía sobre el desglose de la camiseta, vaya a Macleans.

Hecho en Vietnam
VT
En 2012, el Departamento de Trabajo de Estados Unidos añadió prendas de Vietnam a su lista oficial de los productos hechos con trabajo forzado e infantil, convirtiendo a Vietnam en uno de los siete países del mundo cuya ropa ha recibido esta designación. Con pruebas de que niños están haciendo ropa en Vietnam y dado el difícil entorno de los derechos laborales en el país, es que aumenta la relevancia de que Vietnam sea uno de los lugares en que más se fabrica la ropa colegial.

Gracias a grupos como el de Estudiantes Unidos contra la Explotación y su demanda a que las universidades “revelen la ubicación de las fábricas que producen ropa colegial a las instituciones”, el grupo ha llevado a las universidades a adoptar códigos de conducta laboral que establecen normas mínimas para la producción de ropa colegial, han obligado a sus escuelas afiliarse a la Worker Rights Consortium y, más recientemente, han hecho campaña para que sus universidades adopten una solución integral libre de explotación llamado Programa de Proveedores Designado.

Según Apparel Magazine, en el 2025, se espera que el Vietnam Textile and Garment Industry produzca $ 35,000,000,000 de dólares en exportaciones de prendas, el doble de su producción actual.

Hecho en Camboya
CB
Camboya fue el centro de atención este año gracias a “Sweatshop”, un reality show de Noruega, que envió a tres jóvenes conocedores de la moda a la capital camboyana de Phnom Penh a vivir la vida de los trabajadores de la fábrica textil de la ciudad.

Según Vice, mientras la actual campaña de lucha contra el tráfico sexual de Camboya está diseñada para rescatar y rehabilitar a trabajadorxs sexuales, “muchas mujeres dicen que las autoridades están en realidad forzandolas en un intercambio donde las condiciones laborales y de pago son aún peores: haciendo ropa para marcas occidentales.”

Hecho en Myanmar
MN
Poco a poco las sanciones sobre Myanmar se suavizan y se abre el comercio, la manufactura de prendas ha atraído la atención de las compañías occidentales, con marcas como H&M y Gap mirando el país.

La mayoría de los embargos comerciales de Estados Unidos se aliviaron en 2012 y en 2013 el Representante de Comercio de los Estados Unidos firmó el Acuerdo de Comercio e Inversiones, marcando guías para la orientación para el diálogo sobre la reforma y el desarrollo. Los grupos internacionales como la Campaña Ropa Limpia todavía se preguntan si los temas sobre los derechos de los trabajadores recibirán la debida atención.

La Campaña Ropa Limpia, establece “El levantamiento de las sanciones no hará nada para detener la fiebre del oro en Birmania de empresas deseosas de aprovechar una mano de obra barata y mal organizada. Aunado a esto las complejas tensiones étnicas y religiosas junto a los constantes informes sobre el acaparamiento de tierras en gran escala – incluyendo los proyectos de desarrollo – posibilitan un esquema desastroso”.

Hecho en Rumania

RMMujeres que han sido acosadas sexualmente firman contratos con las fábricas de ropa indicando que no van a quedar embarazadas.

Según EurActiv, empresas como H & M, Zara, Hugo Boss, Adidas y Benetton pagan a sus trabajadores en Europa del Este y Turquía el salario mínimo legal, que está debajo del umbral de la pobreza definido por el comité europeo de los derechos sociales.

Además de ser acosadas sexualmente a menudo por sus empleadores, un grupo de trabajadores turcas admitió haber “firmado una cláusula de no quedar embarazada en los próximos cinco años” en su contrato con Hugo Boss.

EurActiv escribe: “Una de las trabajadoras entrevistadas declaró que una colega de ellas decidió hacerse un aborto porque temía perder su trabajo debido a la” violación “de este contrato”, lee en el estudio.

Hecho en India
IN

Peta informa que la industria del cuero de la India está llena de injusticias alarmantes sobre los animales. Las leyes de protección animal son descaradamente ignorados, mataderos insalubres siguen contaminando el medio ambiente; mataderos ilegales sin licencia permanecen en operación y el abuso generalizado de los animales persiste.

En violación directa de la Constitución de la India, las vacas (a quien muchos indios consideran sagrada) son conducidos al matadero durante días sin comida ni agua. Los que caen exhaustos mientras camina tienen sus ojos manchados de chiles, tabaco y sus colas son rotas en un esfuerzo para mantenerlos en movimiento.

 


En #recrear pensamos que los datos que se presentan muestran un panorama general, pero es importante conocerlos para poder repensar la forma en que consumimos, ya que en ocasiones nos sentimos ajenxs a todas las problemáticas que se generan alrededor de la producción textil, pues no ha interesado mucho saber el contexto particular de las zonas de dónde viene la ropa que usamos todos los días.

Encuentro RECREAR+Doscoyotes: Rosa

No podemos creer lo rápido que pasa el tiempo, parece que fue ayer cuando comenzamos a colaborar con el Taller textil Dos Coyotes y hoy vamos por la tercera edición de nuestra charla-taller. El pasado 7 de agosto fue el turno de Rosa Olivares García, cestera, nacida San Pedro Jocotipac en Oaxaca, quien con ayuda de su esposo Mane, guiaron a lxs asistentes para que pudieran hacer una pieza de cestería.

Y es que la habilidad que tiene Rosa para enseñar es algo muy natural, no es extraño, debido a que ella aprendió de su mamá y su abuela. Recuerda con mucho cariño la víspera del día de Muertos, uno de los mejores momentos del año para vender tenates, sopladores y bolsitas. Así como Rosa aprendió de su mamá, le gustaría mucho que sus hijxs aprendan el oficio.

Aunque en San Pedro Jocotipac la principal actividad económica sea el cultivo de maíz, frijol y trigo y ya nadie se dedique a la cestería, Rosa es muy feliz tejiendo, es lo que más le gusta y es una parte indisociable de su persona. Es casi mágico como su imaginación y talento transforman la palma y el plástico en objetos hermosos y llenos de memoria.
Te invitamos a seguir pendiente de las próximas actividades en colaboración con Taller textil Dos Coyotes.

B’ochú Estudio Textil

 

Cada colaboración es una oportunidad de crecer y aprender, por eso nos emociona mucho comenzar proyectos. El inicio de cosas nuevas con B’ochú nos pone muy contentxs.

Axóchitl, diseñadora visual y Lucía, diseñadora de moda se conocieron 2014, su amor por el textil marcó el inicio de B’ochú Studio, un espacio de trabajo, investigación, producción y experimentación de distintas técnicas vinculadas a lo textil, particularmente, aquellas ancladas a una tradición.

P1120087.jpgNos motiva la enorme diversidad que existe en el mundo textil y como eso es un espejo de nuestra diversidad como personas. Eso nos interesa también de las colaboraciones, que nos hacen crecer y aprender de los demás que trabajan de manera distinta a nosotras.”

En B’ochú (que significa hilo enredado en mazahua), podrás encontrar actividades que buscan acercar, generar y enseñar desde el textil, como talleres, instalaciones y experimentaciones. Otros de sus objetivos principales es tejer comunidad en torno a lo textil mediante el intercambio, el apoyo y la convivencia; recuperar, renovar y difundir técnicas manuales, así como consolidar el movimiento slow fashion en nuestro país.

image

El movimiento slow fashion busca promover un esquema de producción textil respetuoso del medio ambiente y los derechos laborales, asuntos tan importantes como el valor estético y calidad de una prenda. El slow fashion se opone al actual modelo productivo que ha demostrado no ser sostenible y se mantiene en pie gracias a la violación de los derechos más elementales de millones de trabajadorxs en el Sur Global.

items_1076040_64844_20160712153911_b.jpg

Una de las técnicas que puedes aprender en B’ochú es el blockprinting, una técnica de estampado con orígenes rastreables hasta China. La técnica fue difundida en el sureste asiático dialogando con otras formas productivas. El estampado en módulos es una característica de los textiles en India, donde los sellos de madera son muy similares a los que podrás usar en el taller de B’ochú.

Así que si quieres aprender blockprinting, crochet o alguna otra técnica, no olvides estar al pendiente de los eventos y talleres de B’ochú y si tu bolsillo no te lo permite, recuerda que hay becas. ¡Anímate a contarnos tus ideas y enseñarnos el resultado final de tu proyecto!

#colaboradorxs: Ángel Bautista

Por:  Alonso

Don Ángel Bautista aprendió a trabajar en el telar de pedal a los 8 o 10 años, su padre le enseñó el oficio, se trata de la tercera generación de artesanos en su familia. De su papá también heredó un telar de madera de ocote que fue elaborado por un artesano del pueblo, en él confecciona con sarapes, cobijas y gabanes de lana natural y teñida.

Ángel no podría llevar a cabo su labor en el telar sin el trabajo de Felicia Galicia, su compañera de vida y en el oficio textil desde hace 60 años. “Ni él solito, ni yo solita” nos cuenta Felicia cómo funciona la división del trabajo en el taller. Ambos están involucrados en todas las etapas del proceso, desde el teñido de lana en tinas enormes con agua muy caliente, la elaboración de conos y madejas, y el diseño de patrones. Hacer un sarape puede llevar hasta 20 días. A pesar de que ha tenido épocas mejores, Don Ángel no se imagina haciendo otra cosa. “Es muy bonito, pero es mucho trabajo”. Y es que a veces se enfrenta a problemas al momento de fijar precios y tratar con intermediarios, pero la pasión por el oficio que ha practicado toda su vida es más grande que cualquier dificultad.

13217497_1014109678675926_7768781837792288866_o.jpg

Y es que para las nuevas generaciones dedicarse al oficio resulta poco atractivo, ya que la remuneración no corresponde a todo el trabajo que hay detrás de una prenda. La continuidad en la cadena de transmisión no es posible parcialmente debido a que muchxs artesanxs de la región mueren sin poder enseñarle a alguien más sus conocimientos.

#lugares: San Pedro Jocotipac, Oaxaca

Por:  Joaquín

San Pedro Jocotipac es uno de los 570 municipios en el estado de Oaxaca, el cual tiene una extensión de 70.27 km2. Actualmente muchxs de lxs pobladorxs usan el idioma Mixteco de Cañada bajo, que se autodenomina como tu’un savi.  Antes de la colonización, ésta población estaba en el poder étnico de lxs Náuhtl ellos fueron quienes nombraron esta tierra con el nombre de Jocotipac que en español significa “Tierra agria”.

De acuerdo con el INEGI en el año 2015 la población era de tan solo 779 personas. En su INFORME ANUAL SOBRE LA SITUACIÓN DE POBREZA Y REZAGO SOCIAL de SEDESOL y CONEVAL establecen que el 95.6% de las 293 viviendas de Jocotipac tienen alguna carencia en el acceso a los servicios básicos en la vivienda (deficiente disposición de basura, sin drenaje, sin chimenea, etc.).  La comunidad Mixteca de San Pedro Jocotipac lidia con los distintos rezagos que presentan en vivienda, educación y salud.

En 2010 San Pedro Jocotipac contaba con un preescolar, una primaria, una telesecundaria (en la cuál Don Mati participó en la gestión para su establecimiento). Recientemente se estableció el primer bachillerato de la comunidad y así, poco a poco mediante esfuerzos colectivos se está logrando establecer infraestructura y acercar servicios. Todo esto con la intención de que los jóvenes no se vean obligados a emigrar a ciudades en busca de oportunidades educativas.

La  población se ha reducido constantemente a causa de la migración, por esta razón es que la CDI le ha dado la Categoría Migratoria de ExpulsiónLa migración se da principalmente por falta de recursos económicos debido a la carencia de trabajo remunerado, ya que en la localidad solo  pueden dedicarse a la siembra de frijol, maíz y trigo. La temporada de mayor migración es a finales del mes de julio; cuando la población joven egresa de la telesecundaria, esa es  la época cuando más mano de obra se expulsa hacia EEUU, Tehuacán, Puebla, Chihuahua, Ciudad de México para trabajar en albañilería, trabajo doméstico, maquiladoras y demás ocupaciones en su mayoría no remuneradas de manera justa. De acuerdo al PLAN MUNICIPAL DE DESARROLLO DE SAN PEDRO JOCOTIPAC se calcula que  el 50% de la población total se encuentra bajo alguna condición migratoria.

Al ser un municipio pequeño no deja de sorprender la variedad de sus climas: en la parte alta se encuentra una gran vegetación boscosa con abundantes encinos y enebros, donde se tiene la oportunidad de llegar a  pinturas rupestres, sótanos que forman grutas y miradores donde se puede observar toda la región de la cañada. En la parte baja es semidesértico donde predominan nopales, palmeras y cactus con avistamientos de la fauna local como lo son las zorras, coyotes, liebres, etc.

Dentro de la región de la cañada, en el Cañón del Sabino está el CENTRO ECOTURÍSTICO JOCOTIPAC: donde se resguarda a la guacamaya verde,  especie que se encuentra en peligro de extinción. Se debe hacer una caminata de dos horas para  llegar a este lugar donde se disfruta del ecosistema particular y del avistamiento de estas aves. En el mes de noviembre se efectúa el Festival de la Guacamaya Verde donde se hace el recorrido y también se busca reflexionar acerca de la conservación de esta especie y el ecosistema.

Popotillo de trigo tejido por Matías Vázquez Vázquez.

La gran tradición de “Joco” (como se le llama a San Pedro con cariño) es la elaboración de sombreros, petates, sopladores, escobas  y cestos. También se trabajan los productos con popote de trigo; con los cuales se elaboran -sobretodo- figuras religiosas y navideñas. Debido a la baja remuneración consecuencia de la ausencia de conocimiento de las técnicas y el poco respeto por el trabajo manual se ha visto un bajo interés por la población de seguir trabajando con estas técnicas.