MKS Room+recrear

ReCrear, en conjunto con otras marcas de ropa ética, estará presente en el MakeSense Room próximo a realizarse el 23 de junio, donde se debatirán experiencias y aprendizajes en torno a las iniciativas de moda ética. makesense-gif.gif

El evento también contará con ambiente musical que correrá a cargo de Conciencia Ambiental Sonora, artista involucrado en la causa, lo que le dará al Groove Restaurante bar un estilo de concierto.

Las marcas que estarán presentes en el MKS Room son MANOSANTA, Someone Somewhere; así como la fundadora de Ethical Fashion Space y la representante del movimiento mundial Fashion Revolution.

MakeSense es una organización a nivel mundial que busca ayudar a los emprendedores sociales, así como reunirlos para intercambiar experiencias en su campo de acción. Mientras que Manosanta es una marca enfocada en darle una segunda oportunidad a tu ropas a través del reciclaje, y Someone Somewhere crea diseños propios que son realizados por artesanos de diferentes comunidades en México.

La cita es en Citlaltépetl 9, Col. Hipódromo Condesa, Ciudad de México. Previo debes confirmar tu asistencia en https://mksroommx.eventbrite.co.uk/

#colaboradorxs: Artesanías Getsemaní

Verónica Cruz Tonix recuerda que en un viaje que hizo a la Ciudad de México vio una película sobre una chica que vendía sus diseños propios a través de internet, y era muy exitosa. Aunque puede tratarse de una historia ficticia, lo que es real es el talento y la capacidad de innovar hacen que -lo que comenzó como una pequeña idea- sea hoy un gran proyecto. Y así fue como empezó Artesanías Getsemaní, en Guadalupe Ixcotla, Tlaxcala.

160.52.JPG

En el taller, fundado por Verónica y su esposo Efraín Cuahutle Romero, todxs colaboran, tejiendo o empuntando. Los rebozos, canguros y otros productos hechos en los telares de Artesanías Getsemaní son complementados con el resultado de otros oficios como la talabartería. La colaboración con otrxs artesanxs deriva en piezas únicas.

167.5b.JPG

“Las artesanías mexicanas son más valoradas en el extranjero”, nos comenta Verónica. Y es verdad que a veces lxs pequeñxs y medianxs empresarixs enfrentan enormes problemas, pero ninguna adversidad es tan grande cuando amas tu oficio y no puedes imaginar dedicarte a otro. Y así como las técnicas que transforman el algodón y el acrilán cambian, también lo hacen los medios de difusión y venta su trabajo.

164.7.jpg


Uno de lxs hijxs de Verónica y Efraín estudió Ingeniería en Tecnologías de la Información y Comunicación, y está convencido de que la difusión adecuada a través de una plataforma permitirá que el trabajo de su familia sea conocido por más personas. La venta directa del producto les permitirá obtener ganancias más justas al poder fijar costos congruentes con el trabajo, materiales, renta y luz utilizados en la elaboración de una pieza.


Las historias de éxito no son ficción, y nosotrxs podemos apoyarlas en nuestro día a día comprando local a un precio justo, con la garantía de que el beneficio más grande se lo llevan personas como Vero y Efraín y no una transnacional.

RECREAR+DosCoyotes

P1110480

La plática-taller con Ponchito el pasado domingo 5 de junio es resultado de la colaboración con el taller textil Dos Coyotes, un espacio de experimentación, estudio y práctica de textiles fundado por la artista y diseñadora Karla Amezcua. Dos Coyotes se consolidó en 2012 como una propuesta que busca la difusión del conocimiento textil a través del estudio, la práctica y la experimentación con diversas técnicas provenientes de distintas tradiciones y geografías.

IMG_1354.JPG

El encuentro con creadorxs tiene el propósito de reducir la brecha entre productorxs y consumidorxs. En el sistema de producción actual, existe un abismo entre cada etapa de la cadena productiva, la distancia marcada impide el reconocimiento al saber hacer  y a la labor transformadora que permite hacer una pieza única y hermosa a partir de tela, hilos, rafia, palma o popotillo, como en el caso de Ponchito.

Quien crea es una persona con rostro, se representa y se crea a sí mismo desde lo que hace, un trabajo con sentido que es disfrutado y comprendido. Un producto final que me grita, que significa una verdad silenciada.

Ildefonso Silva Gonzáles o Ponchito, como lo conocemos todos, migró de Guerrero a Puebla cuando tenía 24 años y vive en San Francisco Totimehuacán a las afueras de la ciudad desde que tiene 35. Esa área de la ciudad de Puebla se comenzó a poblar hace 30 años, las colonias de esa junta auxiliar son tan jóvenes que ninguno de los adultos que habita en ella nació ahí.

Después de dedicarse 14 años a actividades de mantenimiento general, desde plomería, carpintería y electricidad, Ponchito aprendió a tejer con popotillo. La colaboración con otros oficios, la talabartería por ejemplo, el diálogo con clientes y la capacidad innovadora de Ponchito le permitieron diversificar su producción. Ahora incorpora más colores a la confección de bolsas, mochilas, monederos, portafolios.

En el trabajo de Ponchito interviene su familia, cuyos miembros dan nombre a sus confecciones. Su esposa le ayuda a enredar popotillo y también a vender las bolsas. La familia es algo muy importante para Ponchito, que valora poder pasar tiempo con ellxs mientras se dedica al oficio que le ha ganado el aprecio y el respeto de la gente.


P1110484

Ponchito tiene un don para crear, pero también para enseñar; y es el amor por su trabajo lo que hace que él sea tan buen guía. Para Ponchito es importante compartir su oficio por medio de la enseñanza ya que no quiere que desaparezca. Aunque para la mayoría de lxs asistentes al taller el tejido era algo nuevo, su habilidad para transmitir conocimientos, paciencia y cariño por el oficio hicieron que todxs pudieran obtener resultados increíbles después de una tarde de trabajo.

El encuentro-taller con Ponchito también sirvió para despertar la capacidad creadora que todxs tenemos y a veces no usamos debido a que estamos inmersos en un sistema dentro del cual todo se puede obtener a través de una transacción monetaria. Pensamos que todxs tenemos la capacidad de crear y que podemos hacer uso de ella como una alternativa real a un ciclo de producción no sostenible que tiene consecuencias sociales y ambientales adversas.

Nos vemos el domingo 3 de julio en el taller de bordado de petatillo impartido por Lore donde aprenderán a bordar en tela o en zapatos. ¡Trae tus tennis de tela para bordarlos!

IMG_1408